miércoles, marzo 25, 2009

Me gusta en verso

Últimamente, uno al que escucho, y otra a la que leo, han dicho lo que les gusta. Me voy a meter en un jardín. Va lo mío en verso.


Me gusta burlarme de los tontos,
la buena hortografía,
hacer que usted se ría,
la alegría de haber tocado fondo,
y dejar la botella medio vacía.

Me gustan las lágrimas de la risa,
el que repica y llega a misa,
la gente que se emborracha sin prisa,
que nada sin guardar la ropa,
y va siempre por la anteúltima copa.

Me gustan los gatos que parecen liebres,
los escotes y sus fiebres,
las piernas en tacones,
los culos respingones,
las tetas generosas,
y las morenas peligrosas.

Me gusta mojarme el culo
aunque se escapen los peces,
jugar al azar, soltar idioteces,
ir por la vida con aire de duro
silbando a las mujeres.

Me gustan las reglas
que confirman excepciones,
los cabrones con fineza,
los finos sin cabeza,
la certeza de la duda,
el pudor de quien se desnuda,
y el sexo en que se suda.

Me gusta jugar con fuego,
la rima como juego,
las trampas del trilero,
las cosas del tintero,
y dejarlo todo para luego.

Me gusta la piedad del mentiroso,
el sudor pecaminoso,
los guiños en la noche,
los polvos en el coche,
y la brillantez del ingenioso.

Y usted, ¿qué gusta?.

5 comentarios:

ana dijo...

me gustas tu

ana dijo...

me gustas tu

El Portu dijo...

Eso de repetir el mensaje... debe de ser que le gustas muy mucho.

Menuda intervención sorpresiva e inesperada. Y poniendo nuevamente el listón alto. Tanta nariz de Úbeda y tanto cartagenero echado a la mar le sientan bien a su verbo.

Competiría hablando de mis gustos, pero mejor esperar que llegue la musa... si llega.

al_pachino dijo...

Cojonudo! Me he asomado en el momento más acertado! Clap, clap, clap! BRAVO IRLAN, BRAAAAAAAAAVO!!!

Pero cómo me gustan las rimas y las verdades, soy como un niño.

Saludos tierrucanos!

Akroon dijo...

Ni se me ocurre emularle intentando hacer poesía. A mí me salen cosas rarísimas de versos libres que pueden entenderse solamente vodka&limón mediante.

Pero en respuesta a su pregunta, le diré que: gusto de sus letras en su casa y en la mía. El resto de cosas que me gustan, casi mejor las dejo para exponerlas largo y tendido, que aquí el poeta es Usted.